Ayudas técnicas para el WC

Ayudas técnicas para el WC como alzas , asideros abatibles o sillas de ruedas de wc que facilitan la tarea a personas con problemas de movilidad .

Las sillas de ruedas de WC facilitan las deposiciones en la propia silla . Además poseen una tapa para que finalizada la tarea se tape y no huela . La cubeta se puede extraer sin necesidad de levantar a la persona de la silla.  Otra forma , es simplemente dejar libre el agujero del asiento y colocar la silla encima del wc. .

Otras ayudas técnicas para el inodoro son los asideros abatibles . Con estos nos va a permitir tener un apoyo de brazos para levantarnos y sentarnos más cómodamente.

Pueden estar integrados a la misma tapa o no . los que están integrados a la misma tapa suelen llevar un alza regulable incorporada. Nosotros asideros abatibles hay que instalarlos en la pared. Son más fuertes y consistentes. Pero las alzas de inodoro que llevan integrados los asideros abatibles son sumamente cómodos y además suplementan la altura .

De esta forma la persona no solo se apoya en los brazos sino que además la altura elevada permite no tener que flexionar tanto las piernas. Tanto para levantarse como para sentarse.

El lavabo

Para personas usuarias de muletas, necesitaremos darles un apoyo a través de barras de apoyo instaladas a ambos lados del lavabo.

Para personas usuarias de sillas de ruedas debemos destacar 3 aspectos.

En primer lugar, el pedestal impide el acceso a estas personas al mismo. Por esto se deben escoger siempre lavabos suspendidos.

En segundo lugar, se refiere a la altura de los mismos.

Evidentemente, la altura estándar, es muy elevada para su uso por parte de una persona en silla de ruedas.

Existen en el mercado, lavabos, regulables, que se adaptan perfectamente, tanto a personas sin dificultades, como a personas que acceden con la silla.

Por último, cuando una persona en silla, accede a un lavabo, los brazos quedaran situados a una altura inferior a la de las manos. Esto produce que el agua escurra por sus brazos, mojándose tanto hombros como torso.

Para evitar esto, al igual que las salpicaduras, los lavabos regulables, tienen un diseño hergonómico, que permite el apoyo de los codos. De esta manera, el agua a partir de aquí, se desliza por el lavabo y no moja al usuario. Además su diseño, impide salpicaduras, aún abriendo de manera enérgica el grifo.

+
Abrir chat
1
¿Podemos ayudarte?
Hola... ¿podemos ayudarte?
Powered by